San Josè







                                   San José



Esposo de la Virgen María. Por lo tanto, es el Santo que mas cerca esta de Jesús
 y de la Virgen.
San José era descendiente del Rey David de profesión era carpintero
 y probablemente nació en Belén (Jerusalén).
En la cultura judía toda mujer pertenece a un hombre su padre, su esposo y si fuera
viuda a su hijo, es decir María ya era esposa de José, aunque todavía no había salido
de la casa paternal.
José fue Santo antes del nacimiento de Jesús, escogido de Dios que le encomendó
la inmersa responsabilidad y privilegio de ser esposo de la Virgen María.
La información más fiable sobre la vida de San José son el evangelio según San Mateo
y el evangelio según San Lucas.
San José era un hombre justo y bueno, cuando María quedo embarazada por obra
del espíritu santo, San José no sabia cual era su papel en este misterio hasta que en un sueño se le apareció el ángel del Señor y le dijo:
“José descendiente de David, no tengas miedo de llevarte a María, tu esposa a tu casa porque lo que esta esperando es obra del espíritu Santo, tu eres el que pondrás en nombre al hijo que dará
 a luz y lo llamaras Jesús, porque el salvara a su pueblo de pecados”.
En aquellos días se promulgo un decreto de Cesar Augusto por el que todos los habitantes del imperio deberían empadronarse cada cual en la ciudad de su estirpe. José y su esposa María tuvieron que dirigirse a Belén, la pareja de escasos recursos económicos pernocto
a las afueras de Belén, refugiándose en una cueva utilizada por los pastores y allí dio a luz
a su hijo al que recostó en un pesebre. El nacimiento tuvo lugar en tiempos del Rey Herodes.
El evangelio según San Lucas narra que los Ángeles anunciaron a los pastores el nacimiento de Jesús. Y según San Mateo narra como llegaron tres Reyes desde Oriente guiados por una estrella, para adorarlo y ofrecerle oro, incienso y mirra preguntando “¿Donde esta el Rey de los Judíos que ha nacido?
Tal pregunta lleno de terror al Rey, quien ordeno la terrible matanza de niños varones.
Que la religión cristiana recuerda cada 28 de Diciembre como el día de los Santos inocentes.